Camina

Gracias

La importancia de agraceder lo que se vive aumenta su magnitud cuando estás a punto de perderlo todo. No siempre las cosas vienen bien dadas, aunque intentemos destacar siempre lo que nos aporta bienestar y crecimiento personal. Hoy estoy especialmente agradecido porque hace dos noches sentí que podía perderlo todo. Aran tiene cuatro meses y medio y lo estamos viviendo y disfrutando como el regalo de sentir la paternidad por tercera, y quizás última, vez. Era la una de la mañana y empezó con una fuerte tos de perro, señal de una laringitis fuerte. Hacia las dos de la mañana empezó a tener muchas dificultades al respirar y a ahogarse. El sonido de su respirar era tremendo, sus costillitas se movían intentando respirar de manera cada vez más y más acelerada. Rápidamente llamamos a una ambulancia, temiéndonos que pudiese tener un fatal desenlace. La suerte quiso que la ambulancia estuviera a diez minutos de casa finalizando otro servicio y llegaron a casa con un médico y cuatro técnicos/as. Fueron diez minutos interminables en que se pasan mil cosas por la cabeza (hice bien en llamar a la ambulancia, debimos ir a urgencias,…). Al llegar y ver a Aran rápidamente le pusieron adrenalina y oxígeno mientras recogían otros indicadores, y poco a poco empezó a reaccionar y a respirar con normalidad mientras Ainhoa le daba el pecho y le abrazaba. Después nos trasladaron al hospital en ambulancia y estuvo tres horas más en observación. Finalmente nos dieron el tratamiento a seguir y el alta para regresar a casa sobre las 6:30 de la mañana, confirmándonos que, si volviera a pasar lo mismo, no dudemos en llamar.

Fue una de las noches más largas que recuerdo y de las más terribles. Cuando te parece perderlo todo es cuando valoras más, si cabe, lo que estás viviendo: momentos que ya nunca regresan.

Por eso hoy sólo tenemos palabras de agradecimiento. Agradecimiento por estar los cinco juntos y bien. Agradecimiento por tener un servicio de salud que nos pudo atender y ayudar. ¿Qué podría haber ocurrido de vivir sin nuestro sistema sanitario? Agradecimiento al personal sanitario de la ambulancia y de las urgencias del Hospital de Granollers, por su profesionalidad y humanidad. Agradecimiento por todo lo que hoy y ahora estamos viviendo. Agradecimiento por tener una familia maravillosa con la que siempre se puede contar. Agradecimiento por saber que los problemas de la vida deben ser relativos a su importancia. Y parte de lo importante siempre, siempre,… seguirà aquí.

Desde el corazón. Feliz Navidad y feliz 2019 a todos y todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.